Cuando transportamos artículos y productos, es importante determinar y saber la diferencia entre tres conceptos básicos de logística: empaque, embalaje y envase.

El embalaje es una forma de empaque que envuelve, contiene, protege y conserva los productos envasados y/o empaquetados. El embalaje va más orientado a la protección del producto durante el transporte logístico. El embalaje no necesariamente debe ser una caja, también el embalaje puede ser el plástico que ponemos alrededor de un producto envasado o empaquetado.

Depende mucho de qué tipo de envase, empaque o embalaje estemos hablando, pero la regla es que el embalaje siempre es de tipo terciario para transportar nuestros productos e informar en el exterior las condiciones de manejo, requisitos, símbolos e identificación de su contenido.

Los artículos frágiles SIEMPRE deben estar envueltos y amortiguados dentro del empaque. Un buen material para ello es el plástico burbuja (aire encapsulado), moldes de unicel o el clásico relleno de corrugado. De esta forma cada producto estará protegido y firme. Además, aquí te dejamos otro par de recomendaciones:

  • Si el producto se cubre con material de relleno, procura centrarlo dentro del paquete.
  • Cubre el producto con almohadillas, paneles, corrugados, cintas o esquineros, si éste tiene bordes cortantes o salientes.

Si el contenido del paquete puede dañarse, ensuciarse o derramarse durante el transporte, colócalo dentro de un recipiente que lo proteja. También toma en cuenta que hay cajas con la señalización adecuada para indicar la posición del empaque, la estriba máxima, mantener libre de humedad, entre otros.

Si se envían cantidades grandes de artículos pequeños, te recomendamos usar bolsas como envase secundario y cajas para el embalaje. Si la caja sufre algún daño, los artículos seguirán protegidos. Para maletas y estuches reutilizables puedes utilizar playo para que las etiquetas o cintas no estén en contacto directo con tu producto.

Por último, es recomendable que el empaque sea de acuerdo al tamaño del producto, nunca más chico.

Una vez que has verificado que tu producto está seguro en el empaque para llegar a su destino viene la parte de sellado. En mienvío te recomendamos que tengas en cuenta estos puntos:

  • Usa cintas plásticas, reforzadas con fibras de plástico, de seguridad o engomadas que tenga al menos 5 cm (2 in) de ancho.
  • Aplica la cinta de forma homogénea en las solapas, así como en la parte superior en inferior de las tapas.